ENFERMEDADES HEPÁTICAS EN LAS AVES

 ::  :: 

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ENFERMEDADES HEPÁTICAS EN LAS AVES

Mensaje  AY-05 el Miér Ago 24, 2011 8:13 am

El hígado es un órgano para el mantenimiento de la salud de las aves. Son varias sus funciones, entre ellas interviene en la digestión, ayuda en la eliminación de toxinas y participa en el metabolismo de las proteínas, grasas e hidratos de carbono.
Existen enfermedades que afectan específicamente al hígado, y hay otras que comienzan en otro lugar del organismo pero terminan produciendo alteraciones hepáticas.
Las aves con problemas en este órgano pueden mostrar síntomas imprecisos y generales, que no nos hacen pensar que el hígado esté dañado. Estos síntomas son: perdida de apetito, apatía, disminución del peso, debilidad, diarrea, plumaje en mal estado, aumenta la sed, aumento en la producción de orina, etc. Cuando el daño hepático está más avanzado aparece una sintomatología especifica que muestra con claridad que este órgano está lesionado: uratos (porción blanca de las heces) teñidas de verde o amarillo, inflamación abdominal, acumulo de líquido en abdomen (ascitis), alteración en la coagulación de la sangre, hemorragias intestinales, reblandecimiento y sobrecrecimiento del pico y de las uñas, etc,
Los síntomas pueden pasar desapercibidos hasta que la enfermedad está muy avanzada, y es que un 80% del hígado debe estar afectado para que empecemos a notarlo. Esto hace difícil el diagnóstico en sus primeras fases, momento en el que sería más fácil su tratamiento.

Las enfermedades que afectan al hígado podemos clasificarlas en infecciosas y no infecciosas:

A) CAUSAS INFECCIOSAS

· I) Hepatitis Bacterianas

Son muchas las bacterias que pueden producir un daño hepático, pero fundamentalmente son las bacterias intestinales (enterobacterias) las más frecuentes: E. coli, Salmonella, Pasteurella, Pseudomonas, etc. Estos gérmenes actúan por si solos o bien agravando una enfermedad ya existente (en asociación con una bajada en las defensas y una alteración en la flora digestiva).

· II) Clamidiasis (Psitacosis u Ornitosis)

La psitacosis, producida por el microorganismo Chlamydia psittaci, es responsable de la mayoría de las hepatitis bacterianas que se dan en las psitácidas. Otras especies también muy afectadas son las paseriformes.

· III) Infecciones Víricas

Existen virus que pueden atacar al hígado exclusivamente o bien también a otros órganos. Entre ellos tenemos: poliomavirus, adenovirus, coronavirus, reovirus, serositis virica aviar, herpesvirus, etc. Dentro de estos ultimas están los responsables de la enfermedad de Pacheco (afecta exclusivamente a psitacidas): de evolución fulminante y contagio rápido, produce una gran mortandad de células hepáticas.
El diagnóstico de una infección vírica puede resultar bastante difícil, sobre todo teniendo en cuenta que puede complicarse con otras enfermedades que enmascaran el problema principal.

· IV) Protozoos

Aunque los protozoos suelen vivir en el aparato digestivo pueden pasar en un momento determinado a otros órganos, entre ellos el hígado.
Los Trichomonas son frecuentes en paseriformes, columbiformes y aves rapaces; los Atoxoplasmas en canarios; los Histomonas en pavos; los Toxoplasmas en mainates, pinzones y loris; los Sarcocistis en psitacidas, etc.

Atoxoplasmosis

Enfermedad causada por un parásito llamado Isospora serini. Se trata de un coccidio con una historia confusa: en un principio se pensó que los gorriones podían transmitir esta enfermedad a los canarios a través de la picadura de ácaros que portaban los primeros, más tarde se demostró que el contagio es sólo vía oral y que los atoxoplasmas de los gorriones no afectan a los canarios.
Afecta principalmente a jóvenes con una edad entre 2 y 9 meses. Los síntomas son: erizamiento de plumas, debilidad, diarrea, dificultad respiratoria, problemas nerviosos (en dos de cada diez pájaros enfermos) y muerte. La mortalidad puede alcanzar hasta el 80% de los pájaros afectados.
Los paseriforines adultos son generalmente portadores asintomáticos que pueden eliminar los parásitos en las heces durante una larga temporada y contagiar así a los jóvenes, razón por la que no se aconseja mezclar aves adultas con jóvenes en la misma jaula.
En un estudio realizado a finales de los ochenta en Inglaterra se apuntaba la posibilidad de que fueran los atoxoplasmas los responsables de la mayor parte de los casos de verderones (Carduelis chloris) afectados con "mal seco".
Lesiones características son un aumento en el tamaño del hígado (fácilmente visible como una mancha oscura que asoma bajo el esternón, en el lateral derecho del canario) y unos intestinos inflamados.
Los atoxoplasmas son muy resistentes a las condiciones ambientales y no son destruidos por la mayoría de los desinfectantes.
La atoxoplasmosis es una enfermedad difícil de tratar, requiriendo una terapia prolongada. Este problema también se ha observado en otras paseriformes como jilgueros, camachuelos, verdecitos, mainates, etc.

B) CAUSAS NO INFECCIOSAS

· I) Hemocromatosis

En algunas especies como tucanes, mainates, aves del paraíso turacos, estorninos, quetzales, etc. la alimentación excesivamente rica en hierro puede provocar una alteración de su metabolismo y acúmulo exagerado de este mineral en las células hepáticas, provocando lesiones irreparables de las mismas.
En realidad no se conoce la causa exacta de esta enfermedad, posiblemente sean varios los factores que predisponen su aparición. Así tenemos que en minas Rothschild hay un incremento de casos al aumentar la edad; en otras especies de mainates se sospecha de una enfermedad vírica o anormalidad metabólica. En tucanes puede existir una predisposición genética, pudiendo morir a las veinticuatro horas de haber empezado a mostrar los primeros sintomas.
Las aves afectadas con hemocromatosis presentan unos síntomas típicos: debilidad, dificultad respiratoria, acumulo de líquido en abdomen y aumento del tamaño del hígado.

· II) Lipidosis Hepática

También conocida como "Hígado Graso" es frecuente en algunas especies de aves. En psitacidas las aves más propensas son los Periquitos, Agapornis, Ninfas, Cotorras de Pecho Gris y Amazonas. Ocasionalmente vista en Diamante Mandarin, Diamante Papagayo y Diamante de Cola Roja.
Se trata de una acumulación excesiva de grasa en el hígado, volviéndose este amarillo. El comienzo suele ser agudo, muriendo el ave sin llegar a perder peso. Las causas son varias:
-Dietas muy energéticas, generalmente enn forma de carbohidratos.
-Falta de ejercicio.
-Temperatura ambiente elevada.
-Dieta pobre en ciertas vitaminas (biotiina, colina) y aminoácidos (metionina).
-Alteraci6n en el funcionamiento de la gglandula tiroides.
-Administración de hormonas.
-Presencia de micotoxinas en la dieta.
Para su tratamiento se aconseja el uso de dietas poco energéticas suplementadas con vitaminas (colina, ácido fólico, vit. E y vit. B12) y aminoácidos (metionina).
La alimentación rica en hierro es una de las causas que favorece la aparición de la hemocromatosis en maintes.

· III)Toxinas

Existen sustancias que pueden producir lesiones hepáticas: metales pesados (plomo, cobre); medicamentos (dimetridazol); insecticidas; etc.
También existen plantas que dañan el hígado: adelfa, cicuta, semillas de algodón; toxinas de ciertas algas verdeazuladas, etc.
El exceso de vitaminas (hipervitaminosis) puede interferir con el normal funcionamiento de este órgano.
El grado de intoxicación viene determinado por la cantidad de toxina ingerida, el estado nutricional del ave, enfermedades concomitantes, etc.

· IV) Aflatoxicosis

Se trata de una enfermedad producida por una sustancia tóxica llamada aflatoxina (producida por ciertas especies de hongos que pueden crecer sobre los alimentos).
Las aflatoxinas suelen producirse en condiciones de calor, oscuridad y humedad, por lo que la refrigeración de las semillas puede prevenir la aparición de estas sustancias.
Además de dañar el hígado pueden producir cáncer, resultando por tanto de máximo interés su detección en la comida.
El diagnóstico de esta enfermedad puede resultar bastante difícil dada la gran cantidad de síntomas que pueden aparecer y la complicación por infecciones secundarias que enmascaran el problema principal. Por eso siempre recomiendo que cuando un avicultor comience a notar problemas con sus aves tras la administración de un nuevo lote de comida lo retire de inmediato y lo sustituya por alimentos de un origen diferente.

PROTECTORES HEPATICOS

El hígado es un órgano bastante delicado, existiendo por desgracia pocos medicamentos para favorecer su recuperación. Los protectores hepáticos suelen estar compuestos por sustancias tales como colina, biotina, vitamina B12, sorbitol, metionina, etc. No obstante nuevos productos se están ensayando en las aves para comprobar su utilidad en el tratamiento de dolencias hepáticas.




Enrique Moreno Ortega, Veterinario especialista en Aves
Consultorio Veterinario "Plumas"

_________________
Club Ornitologico Palentino COPA
Te invito a visitar mi Web:
http://www.criadordecanarios.es




Un saludo.
Carlos C.N. AY-05

AY-05

Cantidad de envíos: 1073
Fecha de inscripción: 30/07/2011
Edad: 43
Localización: Palencia

http://www.criadordecanarios.es/ay05/

Volver arriba Ir abajo

Re: ENFERMEDADES HEPÁTICAS EN LAS AVES

Mensaje  Sawy el Miér Ago 24, 2011 10:14 pm

Muy buen artículo, gracias por la aportación

Sawy

Cantidad de envíos: 442
Fecha de inscripción: 20/08/2011
Edad: 22
Localización: Gran Canaria

http://www.canariosayala.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 ::  :: 

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.